Guárico / Para este miércoles 16 de septiembre estaba planteado por parte del régimen de Nicolás Maduro dar inicio al nuevo periodo escolar en Venezuela mediante la modalidad a distancia, tomando en consideración las limitaciones que existen de llevar a cabo una educación presencial por la pandemia de la COVID-19.

Apenas un 10% de la planta docente a nivel nacional inició clases a distancia este 16 de septiembre, fecha anunciada por el Gobierno de facto de Nicolás Maduro, revelaron dirigentes docentes del sector educativo en Guárico.

El sector educativo del estado Guárico acató el llamado de no incorporarse a este periodo escolar convocado por el régimen, ya que no existen las condiciones para llevarlo a cabo.

Profesionales de la educación exigen a las autoridades el respeto a la contratación colectiva y un ajuste salarial que les permita mejorar su calidad de vida.

El expresidente del Colegio de Profesores, José Loreto, aseguró que el gobierno hace caso omiso a las exigencias del sector, y lamentan que se invierta en maquinaria electoral, pero no en la compra y actualización de los equipos tecnológicos, que contribuyan al desarrollo de la educación a distancia, decretada por el Ejecutivo debido a la pandemia por covid-19.

Por otra parte destacó Loreto, la situación que vivimos los educadores con el pírrico salario de hambre afirmó y es inconcebible que un educador pueda sobrevivir con 450 mil bolívares de salario mínimo, además que la educación a distancia en el país es inviable, por ejemplo para un estudiante u docente es misión imposible adquirir un teléfono inteligente o tienen meses sin servicio de internet en sus casas, esto sin contar la situación alimenticia de ambos, donde el hambre es lugar común.

El presidente del Colegio de Profesores del estado Guárico, Eleuterio de La Rosa, señaló que se debe atender la infraestructura de diversos planteles en la entidad, que después de más de seis meses inoperativos han sufrido robos e inundaciones.

De acuerdo al sector, el estado debe cancelar una deuda de más de 280 % en incrementos salariales que hasta la fecha no ha tenido respuesta por las autoridades regionales que como siempre no les importa los educadores.