GUÁRICO / Durante tres días, los voceros del gobierno de Nicolás Maduro anunciaron que a partir de este lunes 22 de junio, Venezuela entraría en una «cuarentena radical» por el repunte de casos de coronavirus. Para ello desplegarían a «miles» de funcionarios policiales para vigilar que se cumpliese.

"Cuarentena radical" en Venezuela significa mucha gente en la calle

Nada de esto funcionó. En un recorrido realizado por el diarioelnacionalista.com entre 6.30 y 11.30 am por varios sectores dl centro de San Juan de los Morros se constató la presencia de mucha gente en la calle, aglomeraciones en las paradas de transporte público, escasa presencia policial, uso incorrecto de mascarillas por parte de muchas personas y, en zonas más concurridas y nulo distanciamiento social.

La cuarentena radical es para todo el país pero con mayor insistencia en 10 estados, donde hay más riesgo de contagio. Las regiones de Venezuela donde el confinamiento ser esta realizando las medidas son totalmente estrictas.

Todo el mundo en la calle

Los voceros del gobierno de Nicolás Maduro para la pandemia son, aparte del mismo Maduro, los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, vicepresidenta y ministro de Comunicaciones respectivamente.

"Cuarentena radical" en Venezuela significa mucha gente en la calle

Ambos repitieron con insistencia que solo los «sectores priorizados» pueden estar en la calle desde este pasado lunes. Exclusivamente trabajadores de esos sectores y personas con salvoconducto pueden abordar las unidades superficiales de transporte público. Los pasos entre municipios están cerrados.

Los «sectores priorizados» son autoridades policiales y militares, salud, la cadena productora y comercializadora de medicinas y alimentos, telecomunicaciones, medios de comunicación, servicios básicos como electricidad, agua, aseo y gas, y elaboración de material de apoyo para la industria agroalimentaria y farmacéutica.

"Cuarentena radical" en Venezuela significa mucha gente en la calle

Esta mañana en la calle estaba todo el mundo. La policía no obligaba a nadie a devolverse a su casa solo intentaban que cumplieran con el distanciamiento social. Los autobuses se llenaban en su totalidad, sin dejar puestos de por medio, como también obliga el gobierno.

La gente en la calle esperaba con impaciencia que llegaran unidades de transporte público. El gobierno había anunciado un despliegue de autobuses para compensar pero lo único que se veía eran los mismos autobusetes privados de siempre. Estos resultan insuficientes para la demanda de usuarios en la capital.

"Cuarentena radical" en Venezuela significa mucha gente en la calle

Sin distanciamiento social, tampoco se cumplía el uso correcto de las mascarillas. Ayer Jorge Rodríguez insistió, en la brece alocución telefónica que ofreció casi a las 9 de la noche para hablar del coronavirus, que el «tapabocas debía tapar nariz y boca». Repitió que no era para usarlo en el cuello, ni en el brazo, ni en la cabeza ni en el bolsillo. Sin embargo, lo usual es ver a muchas personas en el Municipio Juan German Roscio Nieves caminando con el tapaboca de bufanda o cubriendo solo la boca. Ningún policía los corrige.

Relajo en cuarentena

Aunque este lunes se decreto la «cuarentena radical» que, según Jorge Rodríguez, también es «voluntaria pero estricta», Venezuela ya suma más de 3 meses en supuesto confinamiento.

El 13 de marzo se detectó el primer caso de COVID-19. Desde ese día se suspendieron vuelos comerciales, se detuvieron actividades laborales y educativas, se obligó al confinamiento y a usar mascarillas.

"Cuarentena radical" en Venezuela significa mucha gente en la calle

El Día del Padre en Venezuela y varios países, fue un ejemplo de esto. Periodistas pudieron constatar las numerosas fiestas que se hicieron en barriadas y urbanizaciones hasta altas horas de la noche. Mucha gente, incluyendo niños y ancianos, se movilizó por la calle y entre municipios sin ninguna restricción.

Todo esto ocurre en un pico pandémico que comienza a desarrollarse en Venezuela, donde los contagios y los decesos aumentan cada vez más aunque la cifra permanece baja comparada con otros países. Hasta ayer eran 3.918 casos positivos y 33 fallecidos. El número de recuperados permanece estático desde hace 7 días, en 835.