Comer pasa de caro a lujo: Salario mínimo no cubre 98,8% de cestas mínimas de alimentos

0
122
Venezuela requiere 4 millones de empleos para disminuir brecha de desigualdad

VENEZUELA/ Pongamos por caso a un pensionado que cobra 400.000 bolívares mensuales como ingreso fijo, el equivalente a la tasa oficial reportada por el Banco Central de Venezuela, a 0,88 dólares y, además, recibe un bono mensual que puede estar en el orden de 4 dólares promedio, a través del sistema Patria.

Si vive en Petare, en la semana que culminó este 11 de septiembre necesitó un total de 9.320.000 bolívares, equivalentes a 20,41 dólares, de ingreso para comer lo mínimo indispensable, de acuerdo con la cesta de 8 productos básicos que presentó el diputado Ángel Alvarado en su cuenta de Twitter.

En la semana, la variación en bolívares de esta canasta fue de 1,63%, mientras que en dólares registró una leve contracción de 0,93%.

Sin embargo, un pensionado solo pudo cubrir con su ingreso regular mensual 4,29% del valor total de esta cesta semanal. Si se suma el valor promedio mensual de los bonos «protectores», puede comprar 19,54% del valor en dólares de la cesta Petare en la semana que pasó; es decir, con el ingreso total no puede siquiera comer lo básico en una semana del mes.

De hecho, el salario mínimo no alcanza para comprar 1 kilogramo de ninguno de los productos registrados en la Cesta Petare.

– Proteínas son lujos en Monagas –

Si el pensionado vive en Monagas, la historia es más o menos la misma. La canasta alimentaria costó en esta jurisdicción 6.330.000 bolívares 0 13,86 dólares. Igualmente, lo único que cubre la pensión completa es un kilo de arroz, a un valor de 370.000 bolívares (un poco más caro que en Barinas), el cual tendría que dividir para cuatro semanas de ingesta.

En Monagas, las fuentes habituales de proteína tienen precios de lujo para 90% de la población que entra en el rango de bajo ingreso. La carne de res costó 1.300.000 bolívares el kilo; el pollo, 1.100.000 bolívares; y el cartón de huevos se cotizó en 1.150.000. Un kilo de queso blanco duro más que duplica el valor de una pensión del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), ya que se ubicó en 900.000 bolívares.

Para la diputada monaguense María Gabriela Hernández del Castillo, la situación alimentaria en este estado es insostenible e insoportable.

– Bolívar: comer a precio de oro –

En el sur del país, los precios se incrementan a una mayor velocidad, según lo pone en evidencia la cesta alimentaria del estado Bolívar, donde, de acuerdo con diversos estudios, la pobreza por ingresos supera el 95% de la población.

En concreto, la canasta semanal de 8 alimentos básicos que reportó el diputado Rachid Rasbek costó 8.220.000 bolívares, equivalentes a 18 dólares.

Si en Monagas, las proteínas son productos de lujo, en Bolívar se cotizan a precio de oro. Por ejemplo, el kilo de carne costó 2.180.000 bolívares, 15,34% por encima del valor en Petare y 68% más que en los otros estados reportados.

Fenómenos similares se producen con el kilogramo de pollo y el cartón de huevos, ambos a 1.250.000 bolívares. Si nuestro pensionado vive en el estado minero, su ingreso regular de 400.000 mensuales ni siquiera le alcanza para el kilo de arroz que podría comprar en Barinas o Monagas, ya que en la jurisdicción se cotizó a 470.000 bolívares, incluso más caro que en Petare.

– Un déficit insostenible –

El diputado José Guerra presentó un cuadro comparativo de las canastas alimentarias básicas más costosas del país, donde destaca el estado Amazonas, uno de las tres regiones más empobrecidas del país, como la más costosa, con una cesta de 8 alimentos básicos valorada en 8.620.000 bolívares, equivalentes a 19,37 dólares.

En dólares, el salario mínimo mensual apenas cubre 4,6% del total de esta cesta.

La cesta Petare se lleva la punta como la más cara de todas las que mide la Asamblea Nacional semanalmente.

A los valores de las 6 jurisdicciones más costosas – 5 regionales y una local (Petare)-, que por supuesto no son estables, el costo promedio de una canasta mínima de 8 productos sería de 18,70 dólares en la semana terminada el 11 de octubre. Se se lleva a un valor mensual, representaría un gasto de 74,80 dólares en comer lo mínimo de una dieta básica.

Un salario mínimo, en consecuencia, solo cubriría el 1,17% del valor promedio de estas canastas, lo que supone un déficit de ingresos de 98,82% para sustentar la adquisición de una cantidad mínima de un grupo de alimentos esenciales.

¿Cómo vive nuestro pensionado? La respuesta es que los ingresos que recibe son manifiestamente insuficientes para comer y si se piensa en las necesidades de medicamentos, a la luz de los precios de mercado, sin duda, está padeciendo una crisis alimentaria y sanitaria más que severa.

– La alimentación en septiembre –

A valores de septiembre, el Observatorio Venezolano de Finanzas hizo una relación alarmante sobre la realidad alimentaria que vive -o sufre, mejor dicho- la mayoría de los venezolanos, en términos de lo que se puede comprar con un ingreso mínimo promedio.

En esta medición de una canasta alimentaria completa, se revela que solo 15 productos se pueden comprar con un salario mínimo mensual.

– Barinas: solo un kilo de arroz –

Si nuestro pensionado vive en Barinas, la cesta básica alimentaria en el estado llanero le supuso una inversión de 6.371.500 bolívares, que equivalen a 13,96 dólares.

De acuerdo con el reporte de la diputada Sandra Flores-Garzón, un kilo de carne costó 1.300.000 bolívares, más de dos veces por encima de una pensión mensual; un cartón de huevos 1.077.000 bolívares. Lo cierto es que, en Barinas, el único producto que cubre una asignación mensual de pensión es un kilo de arroz, cuyo costo fue de 361.000 bolívares.