VENEZUELA / El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) alertó nuevamente ante la comunidad nacional e internacional sobre las arremetidas en contra de los periodistas venezolanos y los medios de comunicación.

«El Colegio Nacional de Periodistas deplora estas acciones anti constitucionales, violatoria de todo principio de democracia y libertad», manifestó la institución.

Mediante un comunicado, deploraron «el nuevo zarpazo contra una sociedad que no es plenamente libre, mediante Conatel y el Seniat», ocasionando el cierre del medio televisivo digital VPItv.

El cierre del medio de comunicación dejó sin empleo a 180 trabajadores, quienes no tendrá una remuneración digna y corren el riesgo de no encontrar los medios de subsistencia. A esto se suma la difícil crisis humanitaria que atraviesa el país, así como la compleja hiperinflación.

Por lo tanto, exigieron la restitución inmediata de los derechos de transmisión del medio televisivo digital VPI TV, así como también la devolución de sus equipos de trabajo.

«Lamentablemente arremeter por vías de hechos, amenazas, confiscaciones de equipos contra periodistas, con falsos positivos para encarcelarlos, cerrar medios de comunicación necesarios para la defensa de los Derechos Humanos fundamentales, en perjuicio de los ciudadanos, se ha convertido en un modus operandi del gobierno de Nicolás Maduro», señala el comunicado.

Asimismo, rechazan categóricamente las actuaciones arbitrarias en contra del Diario Panorama, del estado Zulia, por ser uno de los pocos diarios pioneros del periodismo que aún sobreviven en el país, a pesar de los ataques constantes por parte de un gobierno bajo una ideología comunista.

El CNP, «fiel al papel de guardián y custodio de la Libertad de Expresión que le confiere la Ley de Ejercicio del Periodismo, le recuerda a los venezolanos, especialmente a todos los funcionarios civiles y militares, de cualquier jerarquía», recordó que la información oportuna y veraz, «salva vidas, es una conquista ancestral de los ciudadanos, en consecuencia es un crimen pretender restringirla, violando los postulados constitucionales y tratados internacionales que la garantizan».

El 30 de diciembre del 2020, el Colegio Nacional de Periodistas alertó a la comunidad nacional e internacional, diversos hechos graves contenidos en 7 puntos titulado “En defensa de la libertad de expresión».

El CNP alertó, además, la escalada represiva contra otros medios de comunicación como: Efecto CocuyoRadio Fe y Alegría, El Pitazo, Caraota Digital, destacando como aliados fundamentales el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, y otras ONG.

«La idea subyacente en estos ataques es amedrentar a periodistas, infociudadanos y defensores DDHH, para dejar de lado la noble labor de opinar, informar y orientar», subrayan.

En este orden de ideas, vista las campañas de desprestigio, además que han transcurrido más de 80 días de la detención arbitraria del periodista Roland Carreño, exigen su libertad plena e inmediata, conjuntamente con el cese de las medidas sustitutivas de libertad en contra de más de 10 periodistas, hoy inhabilitados, todos ellos criminalizados sin haber cometido delitos.

Finalmente, «nos dirigimos de manera perentoria, a todas las instancias internacionales competentes en materia de la defensa DDHH, libertad de expresión, libertad de información y prensa libre, para la continuación de las investigaciones respectivas, cumplimiento efectivo de los protocolos y recomendaciones dirigidas al estado venezolano, establecimiento de sanciones, de los funcionarios involucrados, en donde la OEA, CIDH, Relatoría de la libertad Expresión, Misión Independiente de la ONU, ACNUDH y otros organismos reciban, tramiten este nuevo alerta, en resguardo de los ciudadanos, y emitan las medidas cautelares que consideren oportunas, dada la gravedad y urgencia de los nuevos hechos denunciados».