VENEZUELA / Durante la Sesión Ordinaria de la Asamblea Nacional, este martes 2 de marzo, fue aprobado en primera discusión, por mayoría, el Proyecto de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Drogas para reforzar los mecanismos de control contra el tráfico ilícito de drogas en el territorio nacional, así como prevenir el consumo y uso indebido de drogas.

Previa a esta aprobación, el Superintendente Nacional Antidrogas, M/G Richard López Vargas, fue invitado por la Comisión Permanente de Política Interior para participar en el debate de esta primera discusión en cumplimiento del Art. 208 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y de los lapsos jurídicos establecidos.

Aprobado Proyecto de Reforma de la Ley de Drogas por la Asamblea Nacional en su primera discusión

Ante la plenaria de la Asamblea Nacional, el presidente de la Comisión Permanente de Política Interior, diputado Pedro Carreño presentó los argumentos que dieron pie a la primera discusión a la cual se somete el Proyecto de Reforma de la Ley Orgánica de Drogas, consignado por el Presidente Nicolás Maduro Moros, el pasado 18 de febrero del presente año, cuando fue creada la Superintendencia Nacional Antidrogas.

El Diputado Pedro Carreño durante su intervención indicó que este instrumento legislativo tiene la oportunidad de reencontrarse con el pueblo y demostrar ante el mundo las calamidades que viven los gobiernos libres que no se ciñen a la voluntad de los poderosos porque “el problema de las drogas trasciende más allá de lo médico y moral, y es utilizado como mecanismo de intromisión en los asuntos internos de los países”.

Esta Ley determinará las acciones que se deben seguir en el país para el combate contra las drogas, la cual establece aspectos fundamentales como es la creación de la Superintendencia Nacional Antidrogas y el grupo que conformará la Fuerza de Tarea Especial para el control y vigilancia en los espacios que resulten vulnerables para el tráfico ilícito por parte de los organismos con competencia en la materia.

Recordó que a pesar que Venezuela es catalogada como un “Narcoestado” por Estados Unidos, esta acusación carece de fundamentos ante lo publicado por el informe anual de la Organización de Naciones Unidas (ONU) referente a la lucha contra las drogas del año 2019, en el cual cataloga a nuestro país territorio libre de cultivos ilícitos y de laboratorios (desde el año 2005) para el procesamiento de drogas.

Agregó que este informe también señala que el 87% de la cocaína que sale de Suramérica proviene en su mayoría de Colombia, seguidamente de países como Perú y Bolivia, a través de las rutas del Pacífico y Venezuela no tiene costas con dicho océano.

Concluyó en su intervención que se debe construir “una espada” para acabar con el negocio de Estados Unidos y Colombia como son las drogas, “vamos a trabajar y a entregar un instrumento legal para hacer frente a este problema y garantizar la vida, la paz, la seguridad y la salud del pueblo venezolano”.

Seguidamente, el diputado Hanthony Coello, en su derecho a palabra, propuso la implementación de «una consulta pública para que se conozcan las cifras que respaldan la lucha antidrogas del Estado venezolano”, al tiempo que señaló que esta reforma contempla un “gran componente de prevención» para combatir el uso indebido y consumo de drogas y la creación de una Fuerza de Tarea Especial para actuar en zonas específicas.