Citado en un comunicado de la oficina de Guaidó, el abogado defensor Joel García declaró que un tribunal de La Guaira, al norte de Caracas, dictó la medida contra Juan José Márquez, tío del jefe de la Asamblea Nacional venezolana.

“Ahora el Ministerio Público tiene 45 días para seguir inventando la farsa que le están montando”, denunció García. “Cuando vimos las Actas procesales lo que vimos fue un vil y burdo montaje más. Por ejemplo, hay una única Acta policial que suscribe la Dgcim (Dirección General de Contrainteligencia Militar) que dice que Juan Márquez tenía una actitud sospechosa y presumían que podía cometer un acto terrorista”, agregó.

Dijo que aún y cuando lo señalan de terrorista; los delitos que le imputaron la madrugada de este jueves 13 de febrero en los Tribunales de Macuto, en el estado Vargas; fue tráfico de armas y explosivos. 

Las autoridades judiciales venezolanas no estuvieron disponibles de inmediato para un comentario. Los tribunales tampoco suelen pronunciarse directamente sobre algún caso en el país.

Márquez fue retenido el martes en la tarde poco después de pasar los controles de migración del aeropuerto internacional de Maiquetía, a unos 20 kilómetros al norte de Caracas, para una supuesta inspección de las autoridades tributarias.

La intención no es tener preso a Juan Márquez porque es un delincuente, sino más bien atacar al presidente Juan Guaidó, que es verdaderamente el motivo de la detención”, señaló García a los medios este jueves.

Afirmó que en el aeropuerto de Maiquetía “hay suficientes elementos para nosotros desvirtuar” la acusación y “aunque dudo mucho de la justicia venezolana, sin embargo, no podemos de dejar hacer lo que nos corresponde”.

La juez tercera de control Elffy Yaurit Vicenti fijó como lugar de reclusión la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), ubicada en el este de Caracas, informó el abogado.