VENEZUELA / Ni un guionista hubiese escrito una historia tan heróica e impactante como la que protagonizó Yulimar Rojas este 1 de agosto en el Estadio Olímpico de Tokyo, en el que, con suspenso incluído, estableció un nuevo récord mundial del salto triple que le permitió coronarse con la medalla dorada de los Juegos Olímpicos.

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

El primer salto de la tetracampeona del mundo en la final de sus segundos Juegos Olímpicos fue bestial: 15.41m que le permitió establecer de momento el nuevo récord olímpico, una marca que ostentaba desde Beijing 2008 la camerunesa Francoise Mbango (15.39).

 En su segunda salida trastabilló pero aun así logró un salto válido de 14.53m, seguido de un nulo larguísimo que hizo vibrar a los presentes en el colosal estadio nipón.

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

El cuarto acto fue otra obra de arte: 15.25m en la fosa que la ratificaban como la ganadora de la séptima edición del triple femenino en Juegos Olímpicos (Atlanta 1996 – Tokyo 2020), sin embargo, luego de un quinto salto en foul, llegó la hazaña: 15.67

Comienza el reinado Rojas

 Yulimar se desprendió en el sexto y último salto a 15.67m, destrozando la plusmarca mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15.50) por 17 centímetros, récord que perduró desde el 10 de agosto 1995 en los Mundiales de Goterburgo hasta este 1 de agosto, y a la vez imponiendo la nueva marca olímpica.

“Hemos cumplido, ha sido un largo camino desde mis inicios hasta este momento,  pero hoy se materializa la nueva era de Yulimar Rojas”, fueron las primeras palabras de la venezolana tras su épica hazaña.

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

“Antes de entrar al estadio tenía presentes las palabras de mi entrenador, que dijo que no me concentrara en intentar batir un récord, primero haz tu trabajo, valoriza la parte que quieres hacer que todo va fluir, vamos a buscar primero la medalla en el primer salto y así fue. Luego me dijo: ‘céntrate en hacer todo perfecto y el salto perfecto’. Sus palabras se cumplieron a la perfección por Iván Pedroso es un sabio”, reveló Yulimar sobre el plan de vuelo al oro en Tokio y las plusmarcas mundial y olímpica.

Primera campeona olímpica criolla

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

Rojas, quien se convirtió en la primera campeona olímpica de Venezuela y la cuarta en total tras los oros de Francisco “Morochito” Rodríguez (Boxeo – México 1968), Arlindo Gouveia (Taekwondo – Barcelona 1992) y Rubén Limardo (Esgrima – Londres 2012),  llegó a Tokio como la mejor del mundo: dos títulos mundiales bajo techo en Portland 16’ (14.41m) y Birmingham 18’ (14.63m) y dos al aire libre en Londres 17’ (14.91m) y Doha 19’  (15.37m), marcas respaldadas por el récord mundial indoor de 15,43m establecido por la caraqueña en Madrid el 21 de febrero de 2020, distancia que pulverizó el 15,36m que ostentaba la rusa Tatiana Lebedeva desde 2004.

“Yo siempre he dicho que quería ser la primera mujer venezolana en conseguir una medalla de oro olímpica y es lo que me ha levantado, lo que me ha hecho ser lo que soy y sacar fuerzas para seguir adelante, poder cumplir las metas que nos hemos propuesto y bueno, aquí está: somos campeones Venezuela”.

Además, la subcampeona de Río 2016, líder del ranking mundial desde hace 102 semanas y mejor atleta del 2020 por la World Athletics, concretó en Tokyo 2020 una veintena de saltos por encima de los 15m, quedando a sólo tres del tope histórico de la rusa Lebedeva.

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

El oro de Yulimar es el metal número 21 de Venezuela en citas olímpicas, el cuarto de oro y pasó a acompañar a Adriana Carmona (bronce en Barcelona 92 y Atenas 04) como las únicas doble medallistas olímpicas del país.

Las medallas de plata y bronce fueron para la portuguesa Patricia Mamona (15.01) y la española Ana Peleteiro (14.87).

Yulimar Rojas voló directo al olimpo con su oro en Tokyo

Nueva meta

La nueva reina absoluta del triple salto reveló su próximo objetivo: “Ahora voy a disfrutar, gozarme esta medalla, rumbeármelo, pero este año tengo una nueva meta que es conseguir al fin el Diamante en la Liga, y nada, cerrar mi temporada con broche de oro”.