VENEZUELA / Al cumplirse el 30 aniversario de la conquista de la medalla de oro por parte de Arlindo Gouveia de los Juegos Olímpicos Barcelona 1992, la Federación Venezolana de Taekwondo ha aprobado de manera unánime la propuesta del Círculo de Periodistas Deportivos de Venezuela de decretar el 04 de agosto como el «Día Nacional del Taekwondo Olímpico”, en homenaje a la gesta de Gouveia y para celebrar los logros históricos de nuestro deporte y de sus atletas, entrenadores, técnicos y dirigentes.

Venezuela oficializa el 4 de agosto como Día Nacional del taekwondo olímpico

En Barcelona 92, el taekwondo venezolano escribió los primeros dos capítulos triunfales de su historial olímpico, con la presea de bronce de Adriana Carmona, la primera de una venezolana en Juegos Olímpicos, y el triunfo de Gouveia, que significó además la segunda medalla de oro para el país, un día como hoy, 4 de agosto, de 1992.

La Junta Directiva de la Federación Venezolana de Taekwondo aprobó de forma unánime la propuesta del Círculo de Periodistas Deportivos, con lo cual desde este 4 de agosto se celebra en todo el país el Día Nacional del Taekwondo Olímpico.

Gouveia le dio a Venezuela en su momento  la segunda medalla olímpica en su historia al colgarse la dorada en los –54kg del taekwondo de los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona, España, un logro que le mostró al mundo el alto nivel de este arte deporte y de las artes marciales para la época, y que estuvo antecedido por el bronce de Adriana Carmona (+70kg) con apenas 19 años.

Aquel 4 de agosto, apenas minutos después de su épica hazaña, un emocionado Gouveia declaraba al periodista Lázaro Candal su gran deseo, vigente tres décadas después: ”Quisiera que los venezolanos recordaran este 4 de agosto como un día en el que demostramos que los venezolanos somos tan fuertes mentalmente como cualquier otro atleta élite del mundo. Que con sacrificio, esfuerzo y profesionalismo se puede cambiar la historia de tu vida, de tu deporte y de todo un país ante los ojos del planeta».

Gouveia comparte el sitial de honor del olimpismo nacional junto a Francisco “Morochito” Rodríguez, campeón en México 68’, Rubén Limardo, coronado en Londres 12’ y Yulimar Rojas, coronada en Tokyo 2020 con récord del mundo y olímpico incluido en la especialidad del triple salto. La leyenda del taekwondo venezolano también es miembro del Salón de la Fama del Deporte Venezolano.

Venezuela oficializa el 4 de agosto como Día Nacional del taekwondo olímpico

«Agradecemos enormemente al Círculo de Periodistas Deportivos de Venezuela por su iniciativa, que eterniza las hazañas de Arlindo (Gouveia) y de Adriana Carmona que en esa cita le dio al país el primer podio olímpico femenino”, expresó el Grand Máster Hung Ki Kim, entrenador en 1992 de ambas glorias del taekwondo mundial y hoy día presidente de la Federación. El taekwondo exhibe también otras dos medallas olímpicas, una segunda de bronce de Carmona en 2002, y otra bronceada de Dalia Contreras en 2008, para un total de cuatro preseas de las 21 que ha conquistado Venezuela en toda su historia.

CICLO PERFECTO

Gouveia logró lo que muy pocos atletas conquistan: convertirse en campeón olímpico tras cumplir un ciclo perfecto con triunfos absolutos en Bolivarianos Maracaibo 89’, Centroamericanos México 90’, Campeonato Panamericano Bayamón 90’ y en los Juegos Panamericanos de La Habana 91’. Por tal razón,  llegó al “Palau Blaugrana” de Barcelona, España, como uno de los rivales a vencer por la pléyade de figuras en la llamada época dorada del taekwondo mundial.

“Lograr ése nivel técnico que te posibilite ganar uno a uno los juegos que componen el ciclo olímpico es una gesta que le da un plus al logro de Arlindo en el 92’”, rememora con orgullo el maestro Hung Ki Kim.

“Fueron años de mucho sacrificio de su parte, de mucha entrega y de mucho compañerismo por todos los que integraron esa selección nacional pionera y que marcó historia”, agrega Hung Ki Kim sobre la épica victoria de sus dirigidos hace 30 años en España, dónde además del oro y bronce  de Gouveia y Carmona, el pentacampeón panamericano Carlos Rivas (-64kg) se ubicó en el quinto lugar, tres resultados altamente impactantes para el taekwondo continental de los años 90’.

Como competidor, Gouveia fue campeón oriental entre 1982 y 1991, lo que le permitió representar al estado Anzoátegui en competencias nacionales infantiles (campeón 1980-85), juveniles (86-87) y adulto (86-1992).

En el ámbito internacional, su cadena de triunfos inició en la Copa Azteca de México 87’ con una medalla de bronce, pero rápidamente, luego de celebrar una medalla de oro en un Abierto Mundial en Ponce, Puerto Rico, se colgó el oro en el USA Open de 1990, un año después de hacer un excelente campeonato mundial de Corea del Sur, donde, tras el desempeño del equipo nacional, Venezuela se llevó el Galardón “Espíritu de Combate”.

Arlindo sólo hizo un ciclo olímpico y lo hizo perfecto: campeón bolivariano en Maracaibo’89; Centroamericano en México y Panamericano de Bayamón, ambos en el ’90; ganó dos medallas en los Juegos Panamericanos Indianápolis ’87 (plata) y La Habana ’91 (oro).

ORO Y GLORIA

El venezolano, de tan sólo 20 años, tocó la gloria y catapultó al taekwondo criollo a lo más alto tras dar el batacazo en los –54kg y proclamarse campeón olímpico luego de sorprender con su arrolladora velocidad a sus pares de Francia, Corea e Indonesia el 4 de agosto del 92’ en el Palau Blaugrana, sede de la competencia en los olímpicos de Barcelona.

Venezuela oficializa el 4 de agosto como Día Nacional del taekwondo olímpico

Inició su periplo ante el francés Thierry Dedegbe, a quien superó 4-2 en cuartos de final. Más tarde, en semis, afrontó y ganó una final adelantada ante el coreano campeón mundial y asiático (Santander 1990 y Kuala Lumpur 1992) Seo Sung-Kyo.

En la gran final, Gouveia enfrentó y derrotó al indonés Dierc Talumewo 2-1 para convertirse en el primer campeón olímpico del taekwondo sudamericano, sitial que ocupó durante dos décadas (Londres 2012) y que a la fecha comparte con el argentino Sebastián Crismanich.

Venezuela estuvo representada en Barcelona 92’ por 29 deportistas, tres de ellos del taekwondo: Gouveia (-54kg), Carmona (+70kg) y Carlos Alberto Rivas (-64kg).

En aquella edición, el país cerró en el sexto lugar del medallero general del taekwondo olímpico, y nuestro país sumó además diplomas en manos del púgil David Serradas (mosca –51kg), el pesista Humberto Fuentes (-52kg) y los judocas Wilis García (-60kg), María Villapol (-48kg) y Xiomara Griffith (-61kg).

En Barcelona ´92 el taekwondo compitió por segundos Juegos Olímpicos al hilo como deporte de exhibición, razón por la cual las preseas de oro y bronce labradas por Gouveia y Adriana Carmona fueron tema de debate en cuanto a su oficialización, un status que llegó 26 años después, cuando el pasado 4 de mayo de 2018, el Comité Olímpico Internacional reconoció el oro de Gouveia y el bronce de Carmona como puntuables al medallero de Venezuela en los Juegos Olímpicos.

Venezuela oficializa el 4 de agosto como Día Nacional del taekwondo olímpico

Así, Venezuela registra 21 medallas en Juegos Olímpicos desde 1948 hasta Tokyo 2020, cuatro de ellas de oro conquistadas por Francisco “Morochito” Rodríguez en boxeo (México 68’), Gouveia en taekwondo (Barcelona 92’), Rubén Limardo en la esgrima de Londres 2012 y Yulimar Rojas en el salto triple de Tokyo 2020.

“Nosotros siempre lo dijimos: ¡Oro es oro!”, recalca Arlindo. Y agrega: “En este momento, creo que lo mejor que me ha dejado el taekwondo fue la posibilidad de ver crecer a tantos atletas y amigos inspirados por aquella hazaña que logramos en tiempos similares a estos: llenos de dificultades y necesidades”.

«Es un orgullo para mí que aquella hazaña de todos sea recordada siempre como el Día Nacional del Taekwondo Olímpico”, afirma.

En Barcelona 1992 compitieron 64 hombres y 64 mujeres de 27 naciones bajo el sistema de eliminación simple. Arlindo ha sido el primer atleta del mundo en su categoría, los 54kg, en derrotar a un coreano en la historia de los Juegos Olímpicos, con su victoria en semifinales frente al campeón mundial estudiantil Sung-Kyu.

Como coach, el aporte de Gouveia a los resultados de Anzoátegui y de la selección nacional en diversas generaciones ha sido incuestionable durante décadas.  También fue parte del equipo técnico que guió a Adriana Carmona y Dalia Contreras en los juegos Olímpicos de Atenas (2004) y Beijing (2008) a sumar los otros dos metales de bronce del taekwondo venezolano.

Cómo entrenador, cuenta con medallas en Campeonatos Mundiales y Juegos Panamericanos, así como en todos los eventos que componen el ciclo olímpico