VENEZUELA / El francés Julian Alaphilippe se proclamó campeón del mundo de fondo en carretera al imponer su clase en el selectivo recorrido de 258,2 km de la prueba en línea de los Campeonatos del Mundo de ciclismo que se disputan en Imola/Emilia-Romagna (Italia).

Alaphilippe atacó en la última subida al muro de Cima Gallisterna, a unos 12 km de meta y llegó en solitario, con una ventaja de 24 segundos sobre un grupo perseguidor de cinco corredores que se jugó el resto de las medallas.

El gran favorito, el Belga Wout van Aert, consiguió la plata y otro de los que más contaba, el suizo Marc Hirschi, se hizo con el bronce.

Respecto a las montañas, en cada circuito hubo dos, para un total de 18 ascensos que desgastaron las piernas. El primero estuvo en el Mazzolano con 2.8 kilómetros de escalada a 5.9 %. El segundo fue el de la Cima Gallisterna con 2.7 kilómetros al 6.4 %. 

El día empezó con una fuga que protagonizó el mexicano Ulises Alfredo Castillo, junto con el alemán Jonas Koch, el noruego Torstein Traeen, entre otros. La conexión se dio a casi 60 kilómetros de la meta. 

Las llamadas selecciones favoritas se miraban a los ojos y ahí fue Francia quien impuso el paso fuerte para desarmar el pelotón: varios ciclistas se quedaron. Luego la sorpresa de la carrera fue el gran ataque del campeón del Tour de Francia Tadej Pogacar, que consiguió una diferencia de 23 segundos, pero fue conectado. 

La selección española no estuvo mal hasta esa última cota, con Mikel Landa, Pello Bilbao y Alejandro Valverde amagando con aparecer entre los mejores, pero no estuvo en el corte decisivo. Al final, el ‘Bala’, que suma siete medallas, acabó octavo.

También el colombiano Rigoberto Urán y el ecuatoriano Richard Carapaz tuvieron su protagonismo en los momentos previos a los que resultaron decisivos, pero tampoco lograron meterse en el corte final bueno.

Varios movimientos se dieron y los colombiano Rigoberto Urán, Esteban Chaves y Daniel Felipe Martínez estuvieron ahí a la respuesta de los ataques de pedalistas de los seleccionados de Bélgica, Francia, España y Eslovenia. Sin embargo, a 15 del final el ritmo aumento y se volvió a partir el lote, donde ningún ‘cafetero’ pudo ingresar.

El grupo se dividió entre Jakob Fuglsang (Dinamarca), Primoz Roglic (Eslovenia), Wout Van Aert (Bélgica), Michal Kwiatkowski (Polonia), Marc Hirschi (Suiza) y Julian Alaphilippe (Francia). El grupo aumentó el ritmo se alejaron del pelotón y, en ese momento, fue el francés que atacó en solitario para intentar ganar la competencia. 

Pese al frenético ritmo que impuso el belga Van Aert, no lograron cazar a Julian Alaphilippe, que cruzó la meta en solitario y se proclama así como campeón del mundo de ciclismo.

Alaphilipe dio a Francia su trigésima sexta medalla en la prueba y el noveno oro, el primero desde que Laurent Brochard ganó en San Sebastián en 1997.