VENEZUELA / La selección venezolana de Fútbol Sala alcanzó su clasificación a la Copa Mundial de Lituania, pero la pandemia del Covid-19 frenó la participación, sin embargo el optimismo y buen ánimo embarga a todos los integrantes del conjunto, en especial del director técnico Freddy González, quien mantiene a sus muchachos con entrenamientos a distancia.

Para la escuadra criolla esta será su primera participación en un certamen mundialista de Futsal y representará a Suramérica junto a Argentina, Paraguay y Brasil. En total, participarán 24 selecciones nacionales y se disputarán 54 partidos.

“Estamos seguros que lo más importante es que ninguno de nuestros muchachos se vea perjudicado por esta pandemia y que aparte de ello veamos cómo se desarrollará la responsabilidad que tienen con la selección”, sostiene González en declaraciones ofrecidas al portal de la FVF.

Para el estratega lo fundamental es mantener los módulos de preparación con la finalidad de obtener un análisis físico y técnico adecuado de cada jugador de la selección.

Desde su casa de habitación, en San Cristóbal, estado Táchira, González no descuida el trabajo con los integrantes del combinado nacional. Reconoce que al culminar la cuarentena, las labores serán más fuertes.

Mantener al grupo unido, a pesar de la distancia, es una de las claves que utiliza González con sus dirigidos, aspecto que considera ha sido de gran ayuda para mantenerse firmes mentalmente.

“Existen varias maneras de mantenernos fuertes mentalmente. Para mí la clave principal es que nuestra selección es una familia”, ratificó.

Finalmente hizo un llamado a la población venezolana a mantener la cuarentena como única estrategia para vencer al Covid-19