VENEZUELA / Cinco remeros nacionales están en Suiza para afrontar la regata final de la clasificación olímpica a Tokio 2020 en Lucerna, donde el objetivo, luego de la inédita clasificación del bote doble ligero masculino con César Amaris y José Guipe, es poder sumar a la magna justa deportiva universal las embarcaciones M2X y M1X en aguas suizas.

Amaris y Guipe lideran la expedición nacional en Europa Central, donde se toparán con los mejores del mundo en la II Copa del Mundial de Remo, del 21 al 23 de mayo, un evento que no es clasificatorio olímpico pero que tributa en la preparación de los tripulantes del primer bote doble ligero varonil de Venezuela que navegará aguas olímpicas.

“Nos mantuvimos en Caracas haciendo muchas preparación física y afinando detalles técnicos de todo lo que será este proceso que inicia aquí en Suiza”, explica Amaris, emocionado por volver a las aguas internacionales después de lograr el cupo a Tokio en Brasil a inicios del mes de marzo, donde se ubicaron en el sexto lugar de la final A de doble ligero masculino (LM2X) con un tiempo de 07:12.53.

Jaime Machado, octavo en single masculino en el preolímpico de Río de Janeiro, buscará en la regata final por la clasificación olímpica de Lucerna, Suiza, del 15 al 18 de mayo, el cupo en doble pesado masculino M2X junto a Alí Leiva, mientras desde Chile se sumó al peregrinaje hacia Suiza el criollo Agustín Betancourt, la opción criolla en M1X.

En la regata de calificación final se otorgarán 2 plazas en todas las categorías. “Tenemos el objetivo en mente de clasificar el bote doble pesado. Nos hemos preparado para eso con lucha y constancia como lema”, enfatizó Andrés Rojas, quien no pudo acompañar a Amaris y Guipe en el Preolímpico de Río de Janeiro tras dar positivo por COVID-19, pero esta vez sí viajó como capitán del equipo de cinco tripulantes a surcar aguas del viejo continente.