VENEZUELA / La competencia internacional AIDA Freediving World Cup tuvo lugar en Egipto del 16 al 22 de mayo del 2022, donde la venezolana Iru Balic logró la tercera posición en la clasificación general y realizó un nuevo récord nacional femenino, para nuestro país, con menos 53 metros bajo el mar en la modalidad “Bialetas”, igualando de esta manera el récord nacional masculino en esta modalidad.

Récord nacional y tercera posición en buceo en apnea para la venezolana Iru Balic en Egipto

La apneista fue hasta la península de Sinaí, acompañada de su hija de dos años, su esposo y su madre, para representar el tricolor venezolano. Después de volver al ruedo competitivo el pasado año 2022, luego de haberse convertido en madre y estar retirada de las competiciones desde el 2016.

“No había estado en Egipto desde el 2012. Su Mar Rojo no deja de impresionarme con la claridad de sus aguas, lo colorido de sus arrecifes y la cantidad de peces, tortugas y preciosa fauna marina. Poder entrenar y competir en esas condiciones es una ventaja, ya que lo intimidante que puede ser la inmensa profundidad del mar, disminuye cuando hay más luz y visibilidad”.

El Buceo en Apnea es un deporte donde se retiene el aire de forma espontánea y, dependiendo de la modalidad, se bajan varios metros al fondo del mar con diferentes tipos de aletas o incluso sin ellas. Para Iru Balic “lo más especial en mi carrera deportiva ha sido estar de primera en el ranking mundial de mayo a septiembre del 2013, con menos 73 metros bajo el mar, en la modalidad de peso constante con monoaleta. Hasta ahora es mi récord personal y también nacional.

Irú, madre y deportista, nos habló sobre la experiencia de viajar y competir junto a su hija de dos años: “Fue súper especial. Mi mamá siempre había tenido muchos nervios de ir a una competencia. De hecho ella me esperaba con mi hija en la orilla. Pero para mi es parte fundamental de esta experiencia saber que ellas estaban cerca. No quiero dejar de ser madre por ser deportista, ni viceversa. Quiero darle a mi hija el ejemplo de perseguir sus sueños, enseñándole como persigo los míos”.

Competir ahora es un reto mayor afirma la deportista. “Me encanta ganar. Si dijera que no, estaría mintiendo. Pero también soy consiente del riesgo que implica la disciplina que practico. Y tener a alguien que depende de mi, me hace pensar dos veces antes de proponer una marca. Sin embargo, fui avanzando de manera sólida durante los entrenamientos, lo que me llevó a romper el récord nacional el primer día del evento, llenándome de satisfacción y motivación para los 5 dias de competencia que siguieron”.

Sobre el entrenamiento para la competencia

“Mi entrenamiento previo, para llegar hasta aquí, fue de tres semanas previas a la competencia en el Sharm El Sheik, el mismo lugar donde se llevó a cabo la competencia oficial, así como preparación física y en piscina desde enero del presente año, en Doha- Qatar, ciudad donde vivo en la actualidad. Siento que el año pasado tuve más tiempo de adaptación y estuve más consentida durante los entrenamientos, ya que tuve la suerte de estar en Venezuela durante un mes antes del mundial,entrenando al menos 3 veces por semana en Chichirivichi de la Costa, en La Guaira, acompañada por los locales Williams Alvarez y Rafael Mayora. Aunque estoy contenta con los resultados, me falta un poquito de eso y unas buenas arepas, para ir un poquito más allá”.

La apneista venezolana ahora se plantea cuáles serán los próximos pasos a seguir. Le gustaría participar en otros eventos, sin embargo sus múltiples patrocinantes con los que contaba en el 2013 quedaron en el pasado y ahora es ella, junto a su familia, quienes costean todos los viajes y competencias. Puedes seguirla para conocer su participación en el mundial a través de su Instagram en @IruBalic.