VENEZUELA / Lisbely Vera cumplió su promesa: logró tres medallas en su debut como abanderada a los 19 años en los Juegos Paralímpicos Tokyo 2020 tras completar el triplete de preseas este sábado con su oro en los 200m T47, prueba que ganó con registro de 24.52 segundos, la mejor marca mundial del año.

Vera corrió un final sólida en la que dejó atónitas a sus rivales, las mejores del planeta en la actualidad de la velocidad: relegó a la plata a la líder del ranking y vigente campeona mundial, la norteamericana Brittni Mason (25.00), desplazó al bronce a la polaca Alija Jeromin (25.05), paralímpica desde Atenas 2004 y pentacampeona del orbe, envió al cuarto puesto a la legendaria y multimedallista paralímpica Anrune Weyers de Sudáfrica y confinó al quinto lugar a la campeona defensora de la prueba en Río 2016, la estadounidense Deja Young.

“Esto es para volverse locos. Estoy feliz”, soltó entre risas Vera, la niña de 19 años que se consagró este 4 de septiembre como la reina de la velocidad en Tokyo 2020 y como la mejor atleta en la historia del movimiento paralímpico venezolano.

“Siempre dije que venía por tres medallas y que habíamos trabajado para esto, sabíamos que era posible. Sufrimos mucho, trabajamos muy duro, pero se logró. Hoy podemos decir que Venezuela ha hecho su mejor actuación histórica con los 26 atletas que vinimos y me siento muy emocionada por ser parte de todo esto”, reconoció Lisbely, quien tuvo una efectividad absoluta con tres medallas en las tres pruebas que compitió: oro en los 100m y 200m y plata en los 400m.

Lisbely, quien no aparece antes de su desempeño en Tokyo 2020 entre las 28 primeras del listado de clasificación mundial de la World Para Athletics en los 200m, cosechó en su prueba las dos mejores marcas del año: 24.53 y 24.52. En 2020 lideró el listado mundial con un tiempo de 25.19, mientras que cerró 2019 en el tercer puesto con 25.08.

La mejor del mundo

La venezolana clasificó a la final de los 200m la noche de este viernes 3 de septiembre con un  tiempo de 24.53 que mejoró camino al oro en la final (24.52) y la dejó a siete centésimas del record mundial y paralímpico impuesto por la cubana Yunidis Castillo  de 24.45 en Londres 2012, fecha desde la que ninguna atleta de la clase deportiva T47 había bajado de los 25 segundos.

“Estamos ante la atleta de la velocidad más trascendental en la historia del atletismo paralímpico venezolano. Una gloria del deporte nacional y mundial. Tenemos a Yulimar (Rojas) y también tenemos a Lisbely Vera y las hermanas Pérez”, reconoció alegre el cubano – venezolano Isidoro Barthelemy, entrenador de las medallistas, quien arribó a Venezuela a principios de la década del 2000 y se ha consagrado en Japón como el mejor estratega en la historia del atletismo adaptado nacional y uno de los más laureados de Suramérica.

Hermanas del cronómetro

La última jornada de Venezuela en Tokio arrojó un saldo de una medalla de oro y dos diplomas paralímpicos, estos últimos logrados por las hermanas Linda T11 y Alejandra Pérez T12, ambas quienes se ubicaron en el cuarto lugar de sus respectivas finales en los 200m con el mismo cronómetro cada una: 25.27 segundos, para totalizar 17 pergaminos en la delegación.

Épica actuación

Venezuela cierra así su mejor actuación en la historia de los Juegos Paralímpicos: siete medallas; tres de oro; dos platas y dos bronces sumado a 17 posiciones entre los ocho primeros puestos en la capital nipona, para un total histórico desde 1984 hasta 2020 (2021) de cuatro doradas, siete de plata, 12 de bronce y 24 podios en total. El atletismo nacional cerró en el peldaño 22 del medallero, superando como deporte a naciones como Canadá, Japón, Francia, Croacia y Portugal, entre otras, consolidándose como la especialidad que más lauros le ha brindado a la historia paralímpica criolla, con un total de 17 de las 24 conquistas: 3 de oro, 7 de plata y 7 de bronce