Agencia EFE / El adolescente Carlos Alcaraz continuó ascenso en el Roland Garros o el Abierto de Francia, porque ya pasó de tercera ronda junto a su compatriota español Rafael Nadal, Novak Djokovic, Daniil Medvedev y Alexander Zverev, la crema y nata del tenis mundial.

Si Alcaraz de 19 años llega a las alturas que la mayoría cree que puede alcanzar, las pocas personas que pudieron ver su partido en la cancha Simone Mathieu recordarán por años lo ocurrido el miércoles 25 de mayo. Y comenzarán su relato diciendo: “Estuvimos ahí”.

El astro ascendente salvó un match point en el cuarto set y borró un déficit temprano de 3-0 en el quinto, para vencer a su compatriota Albert Ramos Viñolas 6-1, 6-7 (7), 7-5, 6-7 (2), 6-4.

Alcaraz, sexta cabeza de serie, ganó seis de los últimos siete games y los últimos seis puntos para sellar el triunfo en un duelo de la segunda ronda que duró más de 4 horas y media. “Al final del tercer set, pensé que iba a perder”, admitió Alcaraz. “Sabía que tenía que cambiar algo o iba a perder”.

Pero llegó a París con muchas expectativas, suyas y de otros, con base en su excelente temporada, que incluye cuatro títulos, el mejor total en la Gira. Es el jugador más joven entre los 10 primeros de la ATP desde Nadal en el 2005.

En ruta al cetro del Abierto de Madrid en arcilla este mes, se convirtió en el primer tenista en vencer a Nadal y Djokovic en el mismo torneo en esa superficie.

El miércoles 25, ante un tenista 15 años mayor que él, libró una batalla por demás emotiva de cuatro horas y 31 minutos. “Es grande que la gente hable de ti y que piense que puedes ser el número uno del mundo. Pero desde luego que esto te presiona un poco, así que trato de no pensar en ello”, aclaró Alcaraz, quien en tercera ronda despachó al estadounidense Sebastian Korda 6-4, 6-4, 6-2.

También superaron la tercera ronda Nadal ante el holandés Botic Zandschulp 6-3, 6-2, 6-4, el serbio Djokovic contra el esloveno Aljaz Bedene 6-3, 6-3, 6-2, el alemán Zverev frente al norteamericano Brandon Nakashima 7-6 (2), 6-3, 7-6 (5) y el ruso Medvedev al serbio Miomir Kemanovic 6-2, 6-4, 6-2.