EFE / La presidenta del Consejo Superior de Deportes de España,  Irene Lozano, resaltó que los aficionados al fútbol en España no podrán asistir a los partidos cuando se retome la temporada el 10 de junio, por razones deportivas y no tanto, por motivos de seguridad.

El Ministerio de Sanidad analizó los riesgos que corren los aficionados en regiones donde las posibilidades de infección son bajas, después de que el presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, dijera que esperaba que los espectadores pudieran asistir a los partidos de su equipo en las Islas Canarias, donde el virus es menos prevalente.

Tras la propuesta, Lozano respondió que eso crearía una “ventaja injusta”, en vista de que algunos equipos estarían apoyados por sus seguidores mientras que otros en regiones con mayor riesgo de infección, tendrían que jugar sus partidos en casa sin espectadores.

“Para mí, es imposible que entre el público a los estadios las dos primeras jornadas”, refirió la vocera del Consejo Superior de Deportes, citada por la radio Cadena Ser. Recordó que el acuerdo alcanzado con la Liga fue el de retomar la temporada con partidos a puerta cerrada